OJO DE PEZ: PREMIO PHE OJO DE PEZ 2011

Tipo de disponibilidad: 
Préstamo
Editorial: 
LA FABRICA
Año: 
2011
ISBN: 
1696-0092
Signatura: 
REV-OJP26
Autores: 

JORGE FUEMBUENA-BRIAN WALKER-YOLANDA DEL AMO-ALBERTO SINIGAGLIA-FERNANDO CONEJO-TRIBBLE&MANCENIDO-SZYMON ROGINSKI-MIKEL BASTIDA-JAN CAGA-GIANCARLO CERAUDO-SARAH CARP-JACKIE DEWE MATHEWS-CARLO BEVILACQUA-MAYSUN-MAIJA TAMMI-DMITRY MARKOV-SIMONE DONATI-ROSARIO HEER-MARTIN KOLLAR-

Observaciones: 

El checo Jan Cága ha resultado ganador con su trabajo Espíritu sobre las olas, en el que retrata a personas con discapacidad haciendo natación Giancarlo Ceraudo, Sarah Carp, Jackie Dewe Mathiews, Maysun, Carlo Bevilacqua, Maija Tammi, Dmitry Markov, Simoni Donati, y Rosario Heer son los nueve finalistas del premio. Desde hace cuatro años la revista especializada en fotografía documental, OjodePez, junto con PHotoEspaña, festival internacional de fotografía y artes visuales, otorgan un premio a trabajos fotográficos en los que destacan la solidaridad, la ética o la justicia como modo de reflexión sobre la vida: el premio PHotoEspaña OjodePez de Valores Humanos. El Premio PHotoEspaña OjodePez de Valores Humanos premia los trabajos que mejor sepan captar la resistencia, empatía, solidaridad que también surge en nuestro entorno. Está valorado con 3.000€, la publicación del trabajo y una exposición itinerante por las sedes de la FNAC de España y Portugal. Este año un jurado formado por Frédérique Babin, redactora y editora de fotografía de Le Monde Magazine; Caroline Hunter, editora gráfica de The Guardian Weekend Magazine; Nissan Pérez, comisario de fotografía del Museo de Israel, y Arianna Rinaldo, directora de la revista OjodePez han elegido al ganador y finalistas del premio PHotoEspaña OjodePez de Valores Humanos 2011. Jan Cága recuerda con su trabajo que las aparentes limitaciones de los discapacitados no tienen por qué ser un impedimento para llevar una existencia plena. El agua es el elemento idóneo para experimentar un vacío casi perfecto en el que este grupo de personas ignoran por unos instantes el mundo y sienten que con el movimiento de un solo dedo podrían desencadenar una reacción impredecible que lo cambiase todo. Y con ese sentimiento, explica Cága, podemos hacerlo todo. «Las barreras y los muros son tan altos como nosotros mismos los construyamos. Solo los que quieren luchar, ganan», afirma Cága.