NOTICIAS

SegoviaFoto con antiguos alumnos y profesores

Por décimo año consecutivo, la Asociación Fotográfica Segoviana (AFS) y el Palacio de Quintanar  organizan el certamen fotográfico “Segoviafoto 2017”, este año con el lema “Memorándum” , reflejando el camino recorrido en estos 10 años de andadura.
El año pasado, EFTI participó con la exposición del profesor Simon Norfolk When I am Laid In Earth y la colectiva de antiguos alumnos Ética y estética de lo verdadero y este año encontramos a varios antiguos profesores y alumnos entre las exposiciones.

Como primer acto relacionado con este Festival, el 17 de marzo se inaugura la exposición del antiguo profesor del Master Ángel Marcos que reúne tres proyectos en una misma sala: “Alrededor del sueño”, “La Mar Negra” y “Rabo de lagartija”
El sábado, 1 de abril, abren al público en las salas restantes del Palacio de Quintanar que forman parte de la exposición "Memorandum" con otras once propuestas entre las que podrás ver a laa antigua alumna y artista de Galería Cero Veronika Marquez.También la exposición "El lado oscuro de las cosas", que pudo verse en Sala EFTI con los antiguos alumnos Lita Guijarro, Samuel Miralles y Xavier Burneo del Master y bajo el comisariado del profesor Miguel Oriola o  "Pequineses" del antiguo profesor Luis Baylón.
Toda la Info de Segovia Foto AQUI


 

ÁNGEL MARCOS

 

“Alrededor del sueño”, “La Mar Negra” y “Rabo de lagartija”

 
17 de marzo  en el Palacio de Quintar de Segovia  

“El trabajo de Ángel Marcos remite insistentemente al punto ciego de Canetti, más allá del cual las cosas han dejado de ser verdaderas. En este más allá de la experiencia moderna es donde el autor sitúa el disparador de su mirada; allí, en el espacio comprendido entre el deseo y la publicidad en tanto que construcción resultante del hecho histórico de haber reemplazado lo real por la seducción…”

Fernando Illana.

ALREDEDOR DEL SUEÑO

Desde 2001 Ángel Marcos trabaja "alrededor del sueño", un proyecto en constante evolución en el que elartista va plasmando en sus fotografías los cambios que suceden en las urbes en las que trabaja. Como resultado, las obras tienen una fuerte carga conceptual, historiográfica y visual.
La globalización deja espacios extintos que reflejan los sueños de progreso que los inspiraron. Estos espacios han perdido el papel determinantes que un día tuvieron. El mundo de hoy no encuentra tiempo para que las cosas sucedan ya que hoy sólo se gestiona el presente. Se trata de un mundo ya vacío de ideologías, donde las personas se han desvanecido y con ellas también la simple posibilidad de pensar en una alternativa posible. Los espacios quedan desocupados o se utilizan simplemente para servir a un solo tipo de mundo reservado para las transacciones comerciales. El resultado son los “no lugares”.

En la obra de Ángel Marcos encontramos constantemente soledad, abandono, desolación y belleza, unas sensaciones que nos trastornan el ánimo y nos hacen sufrir de un modo sutil y reflexivo.

LA MAR NEGRA

“En nuestra sociedad, la abundancia tiene apariencia de virtud” 
Ángel Marcos

En este proyecto se plantea el hecho migratorio, particularizando en los emigrantes que desde África, concretamente desde Senegal llegan a las islas Canarias. Vienen en cayucos, unos vivos, otros no lo logran. Inicialmente para desarrollar este proyecto, se trabajó en “las dos orillas”, primero en el puerto de los Cristianos de Santa Cruz de Tenerife, asistiendo a las llegadas de cayucos, después en Senegal, concretamente en Sant Louis, frontera con Mauritania, lugar donde viven o acuden muchas de las personas que parten en barcos pesqueros (cayucos) para intentar lograr sus sueños.

Ángel Marcos plantea como causas fundamentales que empujan a la gente a emigrar, la escasez de recursos básicos y el deseo de otras personas mejor acomodadas que quieren compartir esto que vendemos como calidad de vida del primer mundo. Lo intentan una y otra vez en condiciones inhumanas para intentar hacerse con la otra orilla. Orilla llena de trampas de trucos que invitan a venir, pero esta invitación hace que algunos pierdan la vida, otros lo logran y mientras allí hay una gran ilusión venir aunque el precio sea alto.

RABO DE LAGARTIJA
La columna que vertebra el proyecto se basa en la relación de la parte con el todo, que aplicada a la idea de organismo, reformula conceptos como forma, función, identidad, etc., e introduce otros como adaptación, supervivencia, etc., tan utilizados por el modelo de análisis sociológico basado en el medioambiente.

La lagartija es un todo orgánico con funciones determinadas, tanto de funcionamiento interno como de interacción con el medio que habita. En su todo orgánico, una parte del cuerpo, el rabo, está creado a priori para deshacerse de él en caso de necesidad, manteniendo una aparente vida propia, mientras la lagartija se esconde de agresiones externas. El todo (el organismo) propiciará el crecimiento de un nuevo rabo para restaurar una función concreta en un nuevo estado de excitación extrema. Tomamos la lagartija como ejemplo por la condición de una parte concreta de su organismo: el rabo. La relación de éste con el organismo entero de la lagartija, y cómo este rabo está diseñado a partir de «la planificación» de futuros, representa ya un sentido de anticipación de lo que está por venir. Considerando que las sociedades son sistemas organizados (organismos sociales) a través de instituciones y/o estructuras perfectamente diseñadas para mantener el «todo social», cabe la sospecha de la existencia de herramientas de camuflaje, de escape, que serán utilizadas cuando el sistema se vea amenazado.

Estas herramientas comunes, a veces son burdas, otras, más refinadas, pero muchas veces son reconocibles por obvias. Algunas de ellas son aceptadas, otras, impuestas y las hay que no son tan evidentes y por lo tanto son ignoradas. Estas, las que no se conocen, son los auténticos «rabos de lagartija», herramientas creadas a la vez que el «todo» pero que de alguna forma no «son» parte fundamental de él, al no intervenir en el funcionamiento interno del «organismo», sino que obedecen a un exterior condicional, y por tanto son prescindibles en condiciones de incertidumbre o catástrofe. 

La planificación y diseño de esta herramienta estratégica es la matriz conceptual que articula el proyecto, a partir de una serie de vídeos, fotografías, instalaciones y objetos, de reflexiones sobre el poder y el ejercicio de este, así como de lo estratégico como formulación y aplicación en sociedades donde el que detenta el poder quiere seguir ejerciéndolo. Son estas estrategias las que generan rabos de lagartija, tácticas de camuflajes para mantener la vida cuando esta se ve amenazada.

Más info en esta entrevista a Ángel Marcos para el Periódico El Norte de Castilla

 

MEMORÁNDUM

 
1 de Abril en el Palacio de Quintar de Segovia  
   

"El lado oscuro de las cosas"
Comisario: Miguel Oriola

La fotografía es "Mágica" inclasificable e imposible de codificar. La culpa de ello  la tiene ese idilio  permanente que mantiene con la realidad, la compleja realidad.
Hacer fotografías  es en principio un deseo sencillo. Pero  la fotografía no  solo define los gestos  y las cosas sino y sobre todo, pone en evidencia la  " fragilidad del fotógrafo" y sus múltiples posibilidades  ante una realidad incierta y multiforme, teniendo que tomar una decisión entre otras muchas posibles.
"Esta es la única verdad" en una imagen fotográfica"  Todo se une en una liturgia de  significados  inciertos,  para producir imágenes donde todo, por si mismo  y a través del instinto como en un torbellino, pareciera  querer  formar parte de un lenguaje y la fotografía  con la habilidad de su  "misterio"   lo consigue.  Solo es necesario el talento.
La imagen propone  por si misma una gramática propia, un idioma sin palabras. Es un  lenguaje visual  que se opone a las palabras;  imágenes que se alejan de la mimesis,  conformando  una autentica realidad fotográfica. Aun mas allá de mostrar  el referente, manifiesta una actitud existencial bajo la apariencia, que nos dejan ver significados que nacen  en el mismo acto que las generan.
Para ellos, Lita, Samuel y Xavier hacer fotografías es una necesidad, mas que eso, es una prueba de vida. Ellos trabajan en el mismo cauce donde suceden las cosas.
Ellos son fotógrafos sin contaminar, que permiten que penetre en sus vivencias, impulsos de cólera, de melancolía y de pasión. Simplemente son humanos.
Cada día comprobamos  que el excesivo razonamiento va menguando la facultad de los individuos para dar forma a sus impulsos mas creativos y espontáneos.
La fotografia está envuelta en incertidumbres  que la protegen del efecto nocivo de las certezas.

"Ninguna manipulación para convertir las cosas simples en complicadas a través de la conceptualización". Takuma Nakahira  1938 - 2015

"Pequineses", de Luis Baylón
 

Viajé a Pekín en 2007, mi hija Tyra vivía y estudiaba mandarín allí, residía dentro del primer cinturón, gigantesco, y en su interior la Ciudad Prohibida y el centro histórico. Estaban en obras por doquier, en plena euforia de modernización, iba a ser sede de los Juegos Olímpicos del año 2008.

Entré, desde el primer momento, de lleno en la entrañable y apacible convivencia que los pequineses llevan en los hutong, barrios muy arbolados, de casitas bajas tradicionales con patios interiores compartidos, aseos públicos vecinales, comunicadas por estrechas callejuelas, pintadas en gris, que parecieran la prolongación misma de los pasillos de sus pequeñas viviendas. Muy habitual era verles pulular en pijama y zapatillas; esto me producía una sensación de familiaridad ajena, donde se mostraban con naturalidad, con una serenidad cuasi zen, y también con una curiosidad casi infantil por lo nuevo, por lo foráneo.

Volví en 2010, cuando eran evidentes los cambios urbanísticos que acarreó aquel frenesí urbanístico, con la consecuente invasión de productos occidentales. Muchos de los hutong habían sido derribados, y en su lugar se abrieron grandes avenidas comerciales enfocadas al turismo, tanto extranjero como nacional.

En 2012 hice mi tercer viaje a esta impresionante capital, ahora sí pude percibir con la mirada más reposada, una inabarcable urbe moderna, en continua expansión, donde ya poco espacio dejaba a lo popular, al vecindario de antaño, que con sus innumerables tiendas y variedad de oficios animaban la convivencia. Afortunadamente, sus rutinas más arraigadas, las que confirman su identidad, seguían teniendo lugar en los parques y espacios públicos.
A pesar de los pesares, los pequineses son tranquilos, saben conjugar lo tradicional y lo moderno, viven y dejan vivir, y aunque parece que les estén arruinando el mismo aire que respiran, ellos siguen mostrándose inmutables y abnegados, eso sí que es admirable.

Luis Baylon
 

"La última Cena", de Veronika Marquez

"Desde muy joven he utilizado mi cuerpo como una herramienta de trabajo. Como fotógrafa me especialicé en el autorretrato. Mi relación con mi cuerpo ha cambiado con el tiempo. Ahora me veo a mí misma con la conciencia de ser mirada, y explorando el “Yo”, entre ficción y realidad."
Veronika Marquez


En mi hogar de la infancia había colgada una reproducción de “La Última Cena” y mi pasatiempo de muchas tardes era mirar esa imagen e imaginar lo que estaba sucediendo en aquella mesa.
Mi madre como buena cristiana me habló de quién era el “Señor” de la fotografía y que aquella era “Su Última Cena”, lo que me llevó a poner un mayor interés en aquella imagen.
Así es que, la reproducción de la última cena de “Leonardo Da Vinci”, además de ser una de las primeras imágenes que recuerdo, es también la escena que me acompañó durante años, formando así parte de mi infancia. Hoy la traigo a mi vida y decido jugar e imaginarme en ella.

Esta obra es mi representación personal de “Mi Última Cena”. El proyecto se desarrolla en mi estudio de Madrid, donde van llegando diferentes mujeres, que soy yo en diferentes versiones, personajes de mis anteriores trabajos de autorretratos combinados con los de la vida real actual, teniendo así 13 variantes de mis distintos “yoes”.

Una versión moderna, de una imagen de otra época pero tan reconocible por todos, presentados en fotografía y video, performance y libro.


Otras exposiciones que  completan ‘Memorándum’

 

‘Memorándum’ está cargada de conceptos que invitan al espectador a mirar con otros ojos el mundo que le rodea: soledad, belleza, desolación, abandono, enfermedad, amistad, tranquilidad, equilibrio, desasosiego, esperanza, fragilidad, tristeza, alegría, dolor, sinceridad, tedio o hipocresía son las sensaciones que podemos vivir al recorrer las salas del Palacio de Quintanar y adentrarnos en el peculiar mundo de estos artistas cuyas miradas no nos dejan indiferentes.

Elena Plaza & Paco Torres “Entre tu sombra y la mía” :
Es el resultado de un viaje conjunto donde se aúnan experiencias, descubrimientos de lugares, sensaciones, huellas pasadas….Fragmentos de realidades subjetivas de diferentes identidades materializadas en imágenes de espacios compartidos.

José Luis Tejedor Morales “Tránsito” :
Es un análisis visual de los espacios como escenarios de instantes de miles de personas, de historias breves o experiencias intensas que ocurren en un mismo lugar.

Tino García “Tránsito” :
Estar en tránsito es el viaje en sí mismo; el viaje sin origen ni destino, estar en tránsito es recorrer un lugar al que nadie pertenece, un lugar extraño y difuso que apenas deja recuerdos.

Joaquín Paredes “Hemicránea” :
Intenta reflejar la problemática de vivir con una enfermedad como las migrañas crónicas, oculta a simple vista, pero que lastra a quienes la padecen.

Fernando Bayona “Paragraph 175″ :
Es un proyecto de investigación de corte documental que aborda, a través del medio fotográfico, el desconocido programa médico emprendido por el régimen nazi durante la II Guerra Mundial destinado a encontrar una vacuna contra la homosexualidad.

Eva Díez “El hielo del instante” :
Para esta fotógrafa la luz es un elemento con carácter propio, una realidad de múltiples matices que abre una puerta a la esperanza en un mundo que se ahoga. Sus fotografías muestran el instante preciso de la caída del sol, un segundo detenido de luz para conformar un crepúsculo interminable.

Colectiva [AFS] “Dime, ¿qué ves en la luz?” :
Exposición colectiva de la Asociación Fotográfica Segoviana, donde cada autor responde con una imagen a la pregunta “Dime, ¿qué ves en la luz?

Pototo Díez “Facebackproyect” :
Una mirada sincera y poética la del mundo de las modelos. Un artista de la imagen, en papel y en vídeo, que siempre está en el backstage con la cámara en la mano, esperando el momento oportuno para disparar a matar. A matar el tedio, el aburrimiento y el desánimo.

.